Los cuatro principios básicos de la Cultura Maker son: hacer, aprender, colaborar y compartir conocimientos y dar.

Todo el mundo hace cosas pero, aunque para ello se base en el conocimiento que tiene sobre algo, durante el proceso de realización siempre se aprende algo nuevo. Una cosa es la teoría y otra es la práctica de modo que siempre surgen problemas a la hora de llevar a la práctica dicha teoría que hay que solucionar in situ improvisando, teniendo nuevas ideas y ampliando lo que ya sabemos. Así pues, el hombre siempre ha hecho y aprendido cosas.

El compartir conocimientos y el dar se han ido perdiendo dando paso a una idea egoísta, llevando la idea de posesión materialista al mundo intelectual y situando la supremacía del yo por encima de cualquier otra cosa: "yo he realizado el proyecto, el material es mio y sólo yo lo puedo utilizar".

En mi opinión, el dar siempre se ha concentrado en los padres que dan y dan en todo momento sin esperar nada a cambio. Fuera de aquí, es algo de lo cual carece bastante la sociedad actual.

Por esta razón, los principios de compartir y de dar me parecen los más interesantes del movimiento. Se trata de una vuelta a los orígenes pero aprovechando todos los recursos y herramientas que ahora conocemos y tenemos a nuestro alcance.

Por desgracia, en mi ocupación actual, sólo puedo llevar a cabo uno de estos cuatro principios básicos: aprender. Los otros tres me resultan imposibles dada la cantidad de impedimentos impuestos por el entorno en el que actualmente me encuentro, Espero que una vez llevado a cabo el aprendizaje teórico, se me permita poner en práctica los otros tres principios.

Si hablamos de "aquellos que son más útiles en la sociedad", habrá que distinguir entre la sociedad materialista real y la sociedad ideal que mucha gente desea y lucha por conseguir. En la sociedad materialista real sólo importa el hacer (o aparentar hacer), mientras que en la sociedad ideal importan más los otros tres aspectos. Dos mundos paralelos entre los que puede que la Cultura Maker sea otro uno de los túneles de conexión o una salida para escapar de la sociedad real a la ideal.

En relación con la docencia, si hablamos de profesorado, siempre consideraré como más importante el aprender, el no dejar de aprender en ningún momento. Así mismo es importante el compartir conocimiento, tanto el profesor con el alumnado como los alumnos entre sí. En este caso, destaco el aprendizaje por proyectos tan relacionado con la Cultura Maker.

Pese a todo, soy escéptica en cuanto a la aplicación de la Cultura Maker en algunas de las asignaturas del currículum educativo como es el caso de la enseñanza de idiomas. Creo que en este ámbito, es importante el aprender practicando pero que es imposible hacerlo creando objetos como se hace en la Cultura Maker.

Respecto a los elementos, situaciones y aspectos que están en las aulas, pienso que depende mucho del docente y el centro en cuestión. En muchas clases o escuelas, predomina la Cultura Maker mientras que en otras no saben ni lo que es y a los profesores que lo saben les impiden trabajar así. Como en todos los ámbitos de la sociedad, el problema está en la ignorancia de los que tienen el poder.